Le Chevalier – La historia de Aventus

Atrevida, sensual y audaz, Aventus es una fragancia como ninguna otra, con un toque elegante y a la vez poderoso que atrae las miradas en todo momento. Creada para encapsular el espíritu del éxito y la ambición, no es de extrañar que Aventus ostente el orgulloso título del perfume más notable de la casa Creed. Esta formidable fragancia cautiva con vigor la imaginación y la mente hacia la grandeza. Fiel a su estilo, Aventus ha inspirado un nuevo esfuerzo artístico de la Casa de Creed. Como serie fotográfica única e impactante, Le Chevalier, explora el nacimiento del jinete moderno y el espíritu de la vida bien aprovechada. Sigue leyendo para descubrir la historia que hay detrás de estas imágenes y este inspirador perfume.

LA FRAGANCIA

El alma de Aventus y la base de su poder es, por supuesto, su icónico aroma. Una mezcla equilibrada de notas frescas, ricas y atrevidas, que conforman un aire de sofisticada sensualidad. Las sabrosas notas de apertura de limón, pimienta rosa y grosella negra dan paso a las afrutadas notas de corazón de jazmín, piña y pachulí, que se secan en las ricas y lujosas notas de fondo de abedul, ámbar gris, cedro y almizcle. Evocador, atrevido y tentador, Aventus expresa la audaz individualidad del caballero moderno. Es una fragancia no teme impresionar, por lo que su portador debe estar preparado para cautivar corazones y mentes, causar impacto, ser recordado. Aventus, la fragancia más deseada de la Casa de Creed, es una declaración: de pasión, confianza y tenacidad.

LE CHEVALIER

El martilleo de los cascos resuena contra el suelo al compás del corazón palpitante del jinete. Su pasión es impulsada por la fuerza de la pura determinación. Majestuoso y elegante, Le Chevalier, (en francés, jinete) habría sido históricamente un caballero del reino, un símbolo de masculinidad, admirable y poderosa, guiada por la fuerza, el vigor y el honor.

La disciplina, la autoridad y la intrepidez del caballero encajan en la historia del portador del Aventus. Aunque hoy en día su corcel lleve neumáticos en lugar de cascos, y su valor se ponga a prueba en la sala de juntas y no en el campo de batalla, el hombre Aventus se enorgullece de las mismas cualidades que el caballero histórico: integridad, fuerza y determinación. Esta identidad, expresada de forma hábil a través de la elegancia de la fragancia Aventus, es la cúspide del hombre contemporáneo. No obstante, las raíces en una historia tan rica implican una naturaleza más duradera y perenne en sus rasgos.
Trasladando este concepto al ámbito contemporáneo, The House of Creed presenta un nuevo héroe: el jinete moderno, un individuo atrevido que no teme destacar. Este visionario con alma se conoce a sí mismo, sabe de sus ambiciones y deseos, pues es esa cualidad esencial para el caballero, cuya confianza inquebrantable le permite dominar a su montura.

No es de extrañar que este símbolo de la masculinidad contemporánea haya inspirado una serie fotográfica en honor al icónico Aventus de Creed. Sin embargo, junto a este homenaje al jinete moderno, hay otro aspecto en esta elección temática: un guiño a la rica herencia de sastrería de la Casa Creed. Trabajando para las ilustres cortes reales de Gran Bretaña y Francia, Henry Creed -antecesor del actual maestro perfumista Olivier- es conocido por haber trabajado en la sastrería ecuestre, en particular en la creación de un hábito de montar para la reina Victoria en 1885, y esta inspiración está presente en toda la serie.
Fotografiado por Kevin Mackintosh y rodado en el magnífico Wrotham Park de Londres, el modelo Jefferson Obuseri asume el papel de nuestro héroe, el jinete moderno. Sensual, poderosa y absorbente, la masculinidad se ve magnificada por una sutil teatralidad, que intensifica las líneas fuertes y el aura audaz y magistral. Los toques de la sastrería clásica de Creed, como los detalles bordados y las piezas estructuradas, se combinan con elecciones estilísticas que recuerdan al revolucionario movimiento Buffalo de los años 80, en el que primaban la inventiva y la autenticidad, y en el que el poder y la vulnerabilidad se veían como dos mitades de un todo. El entorno de una mansión del siglo XVIII, de arquitectura palladiana, en contraste con el estilo moderno, crea una sensación de confianza inquebrantable, de seguridad en uno a través de la individualidad. Estas elecciones estéticas, capturadas a través de la lente del siglo XXI, dan lugar a una colección de imágenes sensibles y a la vez audaces.
Fiel reflejo de la formidable e icónica fragancia, el jinete moderno prevalece en el portador de Aventus. Elegancia contemporánea y espíritu intrépido, símbolo de resistencia, libertad y valor, el caballero representa la fragancia como una celebración eterna del éxito y la fuerza.
Comprar Aventus